TRASTORNOS DEL APRENDIZAJE

Hay un colegio en el fondo del mar,
y el que más escribe es el calamar,
y el que menos sabe no sabe la "A".


Gloria Fuertes

Los trastornos de aprendizaje consisten en un rendimiento inferior del niño en lectura, cálculo o expresión escrita sustanciamente inferior a lo esperado por edad, escolarización y grupo de inteligencia.

Además de los trastornos de aprendizaje diagnosticados, existen causas que pueden llevar al niño a tener un bajo rendimiento académico: niños que no tienen pautas fijas de estudio y "pierden el tiempo" sin saber cómo sacar adelante sus deberes o su estudio, problemas de fracaso escolar, baja autoestima lo que conlleva nulo interés...

Lo ideal, ante un problema de bajo rendimiento es realizar un psicodiagnóstico que nos oriente hacia el problema para posteriormente tomar las medidas adecuadas que ayuden al niño a superar sus dificultades escolares.



ARTÍCULOS RELACIONADOS

Características Trastornos Aprendizaje

Trastorno de lectura (Dislexia)

Criterios diagnósticos dislexia

Qué puede hacernos sospechar de una dislexia

Procesos implicados dislexia

Ejercicios estimulación dislexia

Discalculia

Problemas de aprendizaje y autoestima

Fracaso escolar

Psicodiagnóstico infantil

Consejos para tratar niños de altas capacidades

Niños superdotados: cómo son

Estrategias para motivar a los alumnos

CARACTERÍSTICAS DIAGNÓSTICAS TRASTORNOS DEL APRENDIZAJE

CRITERIOS DIAGNÒSTICOS TRASTORNOS DE APRENDIZAJE DSM-5



A. Dificultad en el aprendizaje y en la utilización de las aptitudes académicas, evidenciado por la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas que han persistido por lo menos durante 6 meses, a pesar de intervenciones dirigidas a estas dificultades: 

1. Lectura de palabras imprecisa o lenta y con esfuerzo (p.e. lee palabras sueltas en voz alta incorrectamente o con lentitud y vacilación, con frecuencia adivina palabras, dificultad para expresar bien las palabras). 

2. Dificultad para comprender el significado de lo que lee (p.e. puede leer un texto con precisión pero no comprende la oración, las relaciones, las inferencias o el sentido profundo de lo que lee). 

3. Dificultades ortográficas (p. ej., puede añadir, omitir o sustituir vocales o consonantes). 

4. Dificultades con la expresión escrita (p. ej., hace múltiples errores gramaticales o de puntua-ción en una oración, organiza mal el párrafo, la expresión escrita de ideas no es clara). 

5. Dificultades para dominar el sentido numérico, los datos numéricos o el cálculo (p. ej., comprende mal los números, su magnitud y sus relaciones, cuenta con los dedos para sumar números de un solo dígito en lugar de recordar la operación matemática como hacen sus iguales, se pierde en el cálculo aritmético y puede intercambiar los procedi-mientos). 

6. Dificultades con el razonamiento matemático (p. ej., tiene gran dificultad para aplicar los con-ceptos, hechos u operaciones matemáticas para resolver problemas cuantitativos). 



B. Las aptitudes académicas afectadas están sustancialmente y en grado cuantificable por debajo de lo esperado para la edad cronológica del individuo e interfieren significativamente con el rendimiento académico o laboral, o con actividades de la vida cotidiana, que se confirman con medidas (pruebas) estandarizadas administradas individualmente y una evaluación clínica integral. En individuos de 17 y más años, la historia documentada de las dificultades del aprendizaje se puede sustituir por la evaluación estandarizada. 

C. Las dificultades de aprendizaje comienzan en la edad escolar, pero pueden no manifestarse total-mente hasta que las demandas de las aptitudes académicas afectadas superan las capacidades limitadas del individuo (p. ej., en exámenes cronometrados, la lectura o escritura de informes complejos y largos para una fecha límite inaplazable, tareas académicas excesivamente pesadas). 

D. Las dificultades de aprendizaje no se explican mejor por discapacidades intelectuales, trastornos visuales o auditivos no corregidos, otros trastornos mentales o neurológicos, adversidad psicosocial, falta de dominio en el lenguaje de instrucción académica o directrices educativas inadecuadas. 

Con dificultad de expresión lectora

Especificar si: 
  • Con dificultades en la lectura: 
  • Precisión en la lectura de palabras 
  • Velocidad o fluidez de la lectura 
  • Comprensión de la lectura 
La dislexia es un término alternativo utilizado para referirse a un patrón de dificultades del aprendizaje que se caracteriza por problemas con el reconocimiento de palabras en forma precisa o fluida, deletrear mal y poca capacidad ortográfica. Si se utiliza dislexia para especificar este patrón particular de dificultades, también es importante especificar cualquier dificultad adicional presente, como dificultades de comprensión de la lectura o del razonamiento matemático. 

Con dificultad en la expresión escrita: 
  • Corrección ortográfica 
  • Corrección gramatical y de la puntuación 
  • Claridad u organización de la expresión escrita 

Con dificultad matemática: 

Sentido de los números
Memorización de operaciones aritméticas
Cálculo correcto o fluido
Razonamiento matemático correcto 

Nota: Discalculia es un término alternativo utilizado para referirse a un patrón de dificultades que se caracteriza por problemas de procesamiento de la información numérica, aprendizaje de operaciones aritméticas y cálculo correcto o fluido. Si se utiliza discalculia para especificar este patrón particular de dificultades matemáticas, también es importante especificar cualquier dificultad adicional presente, como dificultades del razonamiento matemático o del razonamiento correcto de las palabras. 

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE DISLEXIA (DMS IV-TR)

A. El rendimiento en lectura, medido mediante pruebas de precisión o comprensión normalizadas y administradas individualmente, se sitúa sustancialmente por debajo de lo esperado dados la edad cronológica del sujeto, su coeficiente de inteligencia y la escolaridad propia de su edad. 


B. La alteración del Criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que exigen habilidades para la lectura. 

C. Si hay un déficit sensorial, las dificultades para la lectura exceden de las habitualmente asociadas a él.

TRASTORNO DE LECTURA (DISLEXIA)

dislexia


La característica esencial del trastorno de la lectura es un rendimiento en lectura (esto es, precisión, velocidad o comprensión de la lectura evaluadas mediante pruebas normalizadas administradas individualmente) que se sitúa sustancialmente por debajo del esperado en función de la edad cronológica del coeficiente de inteligencia y de la escolaridad propia de la edad del individuo (Criterio A).

La alteración de la lectura interfiere significativamente el rendimiento académico o ciertas actividades de la vida cotidiana que requieren habilidades para la lectura (Criterio B).

En los sujetos con trastorno de la lectura, la lectura oral se caracteriza por distorsiones, sustituciones u omisiones; tanto la lectura oral como la silenciosa se caracterizan por lentitud y errores en la comprensión.


QUÉ PUEDE HACERNOS SOSPECHAR QUE UN NIÑO TIENE DISLEXIA

Problemas a descartar, previamente: 

  • Defectos en la visión. 
  • Defectos en la audición. 
  • Un C.I. (coeficiente intelectual) por debajo de lo normal. 
  • La existencia de alguna perturbación emocional primaria. 
  • Que el problema se deba a una falta de instrucción. 
  • Que exista algún problema de salud grave que obstaculice el aprendizaje. 
  • Que no exista alguna lesión cerebral diagnosticable que pueda afectar al área del lenguaje. 
  • Que pueda darse el diagnóstico de algún retraso grave del desarrollo. 

Signos de detección precoz de la Dislexia: 

1) Falta de conciencia fonológica: 
  • Confunde fonemas, los invierte 
  • Le cuesta percibir los fonemas 
  • Integra fonemas 
  • Segmenta fonemas 
2) Falta de memoria secuencial auditiva para: 

  • Recordar números 
  • Recordar frases 
  • Recordar órdenes 

3) Dificultades de acceso al léxico para: 

  • Denominar colores. 
  • Denominar dibujos. 
  • Acceder al vocabulario durante el discurso. 
  • Hacer asociaciones semánticas. 


4) Dificultades en la lectura, es decir, presenta: 
  • Baja velocidad lectora. 
  • Omisiones. 
  • Substituciones. 
  • Inversiones.
5) Dificultades en la escritura, es decir, presenta problemas de: 
  • Caligrafía. 
  • Omisiones. 
  • Sustituciones. 
  • Inversiones. 
  • Adiciones. 

Otros signos de alerta:


Aparecen trastornos en los procesos madurativos como por ejemplo, en la percepción, la psicomotricidad y la atención, es decir, presentan dificultades para, coger el lápiz, recortar etc. Su trazo es inseguro, les cuesta hacer lazos o nudos, no distinguen correctamente entre derecha e izquierda, delante o detrás etc.

Presentan dificultades en el uso del tiempo: mañana/tarde/noche, ayer/hoy/mañana etc.

Pueden confundir el orden de los días de la semana, meses etc.

Les falta habilidad en el cálculo, pueden confundir por ejemplo, la suma con la resta, o bien memorizar, reproducir o aplicar las tablas de multiplicar.

Presentan problemas de memoria, por ejemplo, olvidan anotar los deberes en su agenda, olvidan fácilmente lo que acaban de aprender etc.

Les cuesta realizar diversas ordenes a la vez si las reciben todas seguidas, por ejemplo, ves a tu cuarto, trae tus libros, y apaga la luz al salir.

La Dislexia es fácil de reconocer o por lo menos sospechar, si las personas que rodean al niño conocen las características. Una identificación temprana de la situación y un tratamiento adecuado y continuo puede ayudar al estudiante a superar esta barrera y a llevar una vida relativamente normal.

PROCESOS CONDUCTUALES Y COGNITIVOS IMPLICADOS EN LA DISLEXIA


Generales 

  • Parece brillante, muy inteligente, pero se traba leyendo, escribe las palabras mal y tiene mala ortografía para su edad 
  • Se le etiqueta como "flojo", "tonto", "descuidado", "inmaduro", 
  • No esta "tan atrasado" o "tan mal" como para recibir ayuda extra en el colegio. 
  • Se siente tonto, baja autoestima, esconde sus debilidades con estrategias compensatorias ingeniosas; se frustra fácilmente y no le gusta el colegio, la lectura o los exámenes. 
  • Talentoso en el arte, música, teatro, deportes, mecánica, ventas, comercio, diseño, construcción o ingeniería. 
  • Parece que sueña despierto, se pierde fácilmente o pierde el sentido del tiempo. 
  • Tiene dificultades para prestar atención; parece hiperactivo o soñador. 
  • Aprende más haciendo cosas con las manos, demostraciones, experimentos, observación y con ayudas visuales. 

EJERCICIOS ESTIMULACIÓN DISLEXIA

¿Cómo ayudar a mi hijo disléxico?



Cuándo sospechamos que nuestro hijo/a puede ser disléxico podemos hacer una serie de actividades que mejorarán su nivel lectoescritor. Tanto si al final se confirma el diagnóstico como si se descarta, en cualquier caso serán muy beneficiosas para facilitar el aprendizaje de la lectoescritura.

Lo importante es realizar este tipo de entrenamiento antes de los 8 ó 9 años, preferiblemente durante el último curso de la etapa pre-escolar y el primer curso de la Educación Primaria, sin tener en cuenta que desde el colegio aún no exista alarma.En cualquier caso, no podemos esperar a que se confirme el diagnóstico porque habremos perdido la mejor época para intervenir y preparar al niño/a para el aprendizaje de la lectura, y tendremos un problema serio si empieza 3ºde primaria y aún no hemos intervenido la dislexia, ya que el aumento de exigencias escolares hará visible el problema.


DISCALCULIA

discalculia



La discalculia es una alteración específica de la capacidad de aprendizaje de la aritmética, que no se explica por retraso mental o escolarización inadecuada. El trastorno afecta principalmente a los conocimientos aritméticos previos: suma, resta, multiplicación y división; más que a conocimientos de álgebra o geometría. 




PROBLEMAS DE APRENDIZAJE Y AUTOESTIMA

Existen muchas causas para el fracaso escolar, pero en la mayoría de las ocasiones, la causa en un problema de aprendizaje. 


Los niños con problemas de aprendizaje suelen tener un nivel de inteligencia normal, pero tienen dificultades para seguir el ritmo de la clase. En la base puede haber dificultades de comprensión, dislexia, discalculia, déficit de atención o hiperactividad. Uno de cada diez niños en edad escolar sufre un problema de aprendizaje, cifra que nos podría orientar sobre la necesidad de conocer este problema y trabajar sobre ello, ya que en su mayoría son la diana perfecta para no conseguir sus objetivos académicos. ¿La falta de apoyo justifica que estos niños no logren sus sueños? Categóricamente no. 

Existe la creencia errónea de que los problemas de aprendizaje provienen de fallas en el sistema nervioso central que afecta a la recepción, procesamiento o comunicación de la información. Esto no es completamente cierto, y en cualquier caso, hay muchos problemas que afectan el SNC y no por ello los niños que lo padecen dejan de ser válidos para estudiar.

FRACASO ESCOLAR

Hablamos de fracaso escolar cuando un niño no es capaz de alcanzar el nivel de rendimiento medio esperado para su edad y nivel pedagógico.


El criterio objetivo para definir el éxito o fracaso en los estudios de un niño son las calificaciones, es decir: el fracaso escolar se traduce en suspensos. 

El hecho de que un niño suspenda una o dos asignaturas en alguna evaluación no es sinónimo de fracaso escolar, el verdadero problema se sitúa en niños con una capacidad intelectual normal que sistemáticamente suspenden varias asignaturas, a pesar de recibir en muchos casos la ayuda de los padres y apoyo extraescolar.


PSICODIAGNÓSTICO INFANTIL

Psicodiagnóstico es la evaluación completa del estado mental de una persona, por lo general con el propósito de explicar un determinado padecimiento y determinar la forma más adecuada de remediarlo. Todos los problemas mentales son el resultado de la interacción de varios factores: 



Funcionamientos deficitarios de áreas específicas del cerebro a causa de una configuración genética diferente que altera sea la estructura cerebral o sus delicados balances químicos o de alteraciones del sistema nervioso debido daños posteriores al nacimiento. 


Creencias rígidas sobre el mundo y/o sobre sí mismo que conducen a a una forma inadecuada de interpretar la realidad y en consecuencia, a no solucionar los problemas de manera satisfactoria. 


Relaciones y formas de interactuar con los demás (ya sea que pensemos en relaciones personales, familiares o en un sentido más amplio, trabajo, escuela, sociedad) en que los intentos por solucionar sus problemas tienden a empeorarlos. 

VEINTE CONSEJOS PARA EDUCAR NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES

1. Aprecia a los niños de altas capacidades como niños. Al igual que todos los niños, necesitan amor, amistad, normas de conducta razonables, técnicas para gestionar el tiempo, tiempo libre y actividades creativas. Necesitan de tu implicación en el desarrollo de su independencia. Valóralo por lo que es, en lugar de por lo que pueda llegar a ser.


2. Relaciónate con familias de niños de altas capacidades. Los niños de altas capacidades buscan compañeros de intereses y de capacidad intelectual similar. Además, tú podrás encontrar comprensión relacionándote con otros padres que viven y aman a sus hijos de altas capacidades.

3. Reconoce cómo difieren las necesidades educativas y personales de los niños de altas capacidades, de los demás niños. Los niños de altas capacidades necesitan compañeros de capacidad intelectual similar que entiendan ideas más abstractas y que comprendan sus chistes. Estos niños aprenden mejor cuando la formación se realiza a un ritmo y nivel que responda a su preparación para aprender.

4. Aprecia la diferencia entre el estudiante de alto rendimiento, el de altas capacidades y el estudiante de pensamiento creativo. 

NIÑOS CON SUPERDOTACIÓN: CÓMO SON

Los niños superdotados a menudo:

  • Aprenden a leer muy pronto y tienen gran facilidad con los números 
  • Les gusta estar con niños mayores 
  • Están en su mundo, abstraídos en sus cosas y son bastante despistados 
  • Son muy sensibles 
  • Piensan rápido, aprenden rápido y tienen muy buena memoria 
  • Son muy exigentes con ellos mismos y con los demás 
  • Son hiperactivos mentales, y tienen muchos intereses a la vez 
  • Son niños con baja autoestima, retraídos y/o con problemas de conducta, y con poca resistencia a la frustración 
  • Tienden a cuestionar las normas y la autoridad 
  • Son imaginativos, preguntan mucho y tienen un sentido del humor especial.





ESTRATEGIAS PARA MOTIVAR EL APRENDIZAJE DE LOS ALUMNOS

1. Modelar la motivación para aprender. Los estudiantes deben percibir que se valora su aprendizaje y que de él se derivarán satisfacciones personales y la posibilidad de enriquecer su vida.



2. Comunicar expectativas y atribuciones deseables. Los estudiantes deben percibir que el profesor espera que aprendan con entusiasmo y que se preocupan por aprender y comprender los contenidos, no sólo por aprobar.



3. Minimizar la ansiedad de los estudiantes por el desempeño. El profesor debe crear un ambiente relajado en el que el alumno sea capaz de concentrarse, y procurar que las actividades estén estructuradas como experiencias de aprendizaje en vez de como pruebas.



4. Proyectar intensidad. Utilizar expresiones verbales y paraverbales que subrayen los contenidos del aprendizaje más importantes.



5. Proyectar entusiasmo. Si el profesor presenta el tema con entusiasmo conseguirá más fácilmente captar la atención de los alumnos (la actitud se contagia).